sábado, 13 de diciembre de 2008

Pulsión

video

Esta es la filmación, el registro de "Hálito pulsión", obra que preparé para la muestra "Eroticamística" en la galería Masotta - Torres. Me provocó muchas cosas. Felicidad y angustia, a medida que se fue plasmando asombrándome y luego al enfrentarme a sus dificultades técnicas. Sin duda un salto a la inestabilidad. Y una abundancia tremenda de contenidos:
los que sugiere el título de la muestra, claro; pero había más ahí, con la respiración animal que es el aliento primero ó último, la llegada o la fuga de la pulsión vital.





Clausuras, seguranças, fuerzas bajo arresto y protección. Los candados están incorporados a mi lenguaje desde hace tiempo y vuelven a aparecer en esta obra para señalar un secreto hermétco, y el peligro de que algo se pierda, fugue, o desborde.




También
En Marte Upmarket, galería de la Ciudad Vieja de Montevideo dirigida por Gustavo Tabares y Mercedes Bustelo, se inauguró el 6/12 una grupal para la que mandé un par de obras.



Participé también en una muestra organizada por el Centro Cultural Coreano. Tienen un muy buen lugar, con un jardín en el que para La noche de los museos hubo conciertos y teatro.


Esencia del error, o como diría un amigo, aproximación al mal. Un limón del árbol de casa, que se empeña en dar ejemplares cada vez más tortuosos de un modo casi sistemático.


Genus canidae. La sacó Guillermo Hart en casa.


Una de las obras que fueron a Montevideo.
Contra el cielo con diamantes

Homenaje al "Submarino amarillo", película de animación que los Beatles estrenaron en 1968, en pleno apogeo psicodélico. En ella los "blue meanies" o "malitos azules" teñían de azul todo cuanto encontraban a su paso invasor. Tras una refriega entre sus fuerzas y las del arte, surge una nueva síntesis que los incluye. En mi obra, los "malitos" son negros como la noche y se metamorfosean en las criaturas hieráticas y musculadas que pueblan mis dibujos y mi mundo interno.
Este trabajo, esmalte sintético sobre madera de 130 x 42 cm., forma parte de la muestra grupal "Yo creo" inaugurada el 8/12 en 1/1. La propuesta de Romero y Carla era aportar a un "altar" negro o blanco, según a cada cual le fue asignado, con obras monócromas. La posibilidad de la síntesis, el "happy end", estaba tan a tiro que me conectó con la felicidad integratoria de la psicodelia de éste film.